Navegando con un teléfono móvil

Se trata de un artículo muy interesante de John Markoff, publicado en The Wall Street Journal, el 16 de febrero de 2009 y titulado The Cellphone, Navigating our Lives. El autor habla sobre cómo a partir de la masificación de la telefonía móvil es posible hablar de una especie de nueva metáfora acerca de cómo interactuamos con el entorno y utilizamos la información, en la que el mapa es el eje principal.

With the dominance of the cellphone, a new metaphor is emerging for how we organize, find and use information. New in one sense, that is. It is also as ancient as humanity itself. That metaphor is the map.

Además Markoff, recalca cómo no se trata en ningún caso de una metáfora nueva, sino tan antigua como la humanidad.

mobile-lifeSe describe también cómo los aparatos de telefonía móvil permiten realizar búsquedas de diversos elementos situados en la geografía desde estaciones de servicio al círculo de amistades. Igualmente se realiza un paralelismo en relación con lo que sucedió con los primeros computadores u ordenadores, que saltaron desde el inicial y exclusivo ámbito científico al ámbito de los usuarios no expertos. Y esto tiene para mucho según el artículo, ya que la nueva generación de teléfonos permitirán incluso realizar modificaciones en el mapa a través de la pantalla táctil por lo que se vislumbra una cartografía cada vez más personalizada. Es un artículo breve, pero de una gran fuerza y que nos lleva nuevamente reflexionar sobre diversos aspectos que ya venimos tratando en este blog. Cuando Markoff se refiere a la metáfora cartográfica de una datación tan antigua como la humanidad, no utiliza sólo una licencia estilística, sino que realiza un acto de rigurosidad histórica ya que los primeros mapas datan aproximadamente de hace 5000 años. Pero sobre todo por el hecho de la relevancia que los mapas ostentan en nuestras vidas, incluso si la complejidad de estos nos mantiene al margen de una adecuada o total comprensión. La cartografía organiza sus diversos elementos bajo el criterio de la rigurosidad al que a menudo se le asigna la condición de verdad. Pero, ¿Puede ser un mapa verdadero o falso? Los criterios de verdad y falsedad entonces, se vuelven confusos cuando son personas ajenas al mundo científico académico, las que ejercen de cartógrafos. ¿Son estos ejercicios, cartográficamente legítimos? El tema de fondo probablemente no pueda aclararse en función de la Cartografía tradicional y en términos únicamente disciplinares. El tema de fondo es que la Cartografía tradicional es la expresión más metodológica de nuestra necesidad humana de conocer, explicar y referenciar el espacio de forma que la existencia de otras lecturas del espacio y otras cartografías es absolutamente posible..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s