Ordenadores portátiles contra la crisis

Cada vez que hay una crisis económica y se supone que ahora estamos en medio de una, según algunos comparable en efectos a la de la década del 30, se vienen soluciones, algunas de lo más variopintas y de las que me competen a mí y a este blog, la considerada por el gobierno de España  de dotar a los alumnos de 5º de Primaria de ordenadores portátiles.

Ya me imaginaba que entre la batería de soluciones que utilizaría el gobierno español para enfrentar la crisis económica aparecería alguna solución vinculada a las nuevas tecnologías. Pero digamos que más allá de la relevancia absoluta de las nuevas tecnologías en nuestras vidas y en la educación en particular (en el mundo occidental), la decepción es gigante, aún más tratándose de un país donde los niveles de lectura son paupérrimos y donde se hace urgente el reemplazo del modelo productivo y por lo tanto educativo.

Bienvenidos serán los ordenadores hasta en África, otra cosa es la real utilidad y su incidencia en el cambio del cual se suponen forman parte. La bibliografía acerca del impacto de las tecnologías en la educación, no es concluyente, salvo en que los beneficios no son de la envergadura de las inversiones, ni mucho menos,  y sobre este tema recomiendo humildemente la lectura del libro de Larry Cuban (1986), Teachers And Machines: The Classroom Use Of Technology Since 1920.

Según las autoridades, esta medida, irá de la mano con otras, como la reforma de la formación profesional y programas para disminuir el abandono de la escuela por parte de los alumnos, problemas que aparecen infinitamente más urgentes que los de contar con ordenadores. Pero bueno, la solución tecnológica a los males de siempre, es siempre más atractiva, la pregunta es si la nueva solución podrá solucionar los problemas de siempre.

Por cierto, ¿Quién proveerá de software a estos equipos? La opinión de Richard M. Stallman, no es poca cosa.

2 pensamientos en “Ordenadores portátiles contra la crisis

    • Leo tu interesante testimonio y no se si reir o llorar, supongo que llorar, lamentablemente. Y concuerdo plenamente con lo que mencionas acerca de las prioridade reales, de las cuales naturalmente no forman parte los ordenadores personales. Lo que resulta patético es que se haya planteado como una solución a una crisis económica de alcances globales, pero sobre todo (y lo más preocupante), el hecho de que supongo que el gobierno tiene expertos (supongo también que siendo remunerados como expertos legitimados) que valoran este tipo de iniciativas y el efecto que pueden tener y que estos expertos saben con certeza que los cambios en el ámbito educativo y su posterior influencia en la sociedad, no sólo pueden tardar años, sino también décadas. Pues he supuesto mal.

      Gran post. Felicitaciones y un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s