Històries de Barcelona

Històries de Barcelona es una plataforma de historias personales con información espacial, es decir, un mapa digital de la ciudad de Barcelona, en el que cualquiera persona puede contar una historia relacionada con la ciudad condal. Y digo cualquiera porque hay aportaciones de personas que ni siquiera han estado en esta ciudad en su vida, pero que se sienten vinculados  a ella.

Esta plataforma es el resultado del comprometido y arduo trabajo de Laura Rahola y Marta Torres o de Marta Torres y Laura Rahola, como queráis. Y no es cliché hablar de comprometido y arduo trabajo, ya que estas dos periodistas catalanas de la UAB le han dado vida primero como un proyecto de fin de curso (en un posgrado en la UPC) y posteriomente como la plataforma de historias personales que es y como supondréis, casi siempre con aportaciones de su bolsillo.

Marta y Laura  señalan que la idea surgió de un libro de Enrique Vila Matas en el que se decribe cómo un inmigrante residente en la ciudad de Fez, en Marruecos, traza por las murallas de la ciudad mediante marcas, su mapa personal de esta.

La versión actual de Històries de Barcelona, es del año 2004 y probablemente se parece a muchas herramientas similares como es el caso de Organic City o City of Memory, pero con sus propias partcularidades. Las intervenciones se realizan sobre un mapa en el que mediante un sencillo sistema de script x-y se  espacializan las historias que deseamos contar sobre la ciudad. La organización espacial corresponde a  los distritos de la ciudad.

El etiquetado que han creado Marta y Laura es el siguiente: Amor, Anada d’olla, Ficcions, Històric, Històries de bici,  No a la guerra, Queixa y Quotidià. Ellas señalan que las etiquetas por un lado correspoden a expresiones propias del ser humano como es el caso de Amor y Quotidià y también a iniciativas particulares como por ejemplo No a la Guerra o Ficcions. Ficcions  nació de una colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona en el año 2005 (año del libro) y que tuvo como resultado un concurso de historias sobre la ciudad en el que Vila Matas fue jurado.

Pero probablemente, una de las cosas que llama más la atención (o por lo menos a mi) es la gran cantidad de comentarios que se generan a partir de un post: algunos posts superan la cifra de 100 comentarios. Pero aún más, la cantidad de información que se genera en los comentarios supera la información original con creces generándose una narrativa independiente y múltiple. Al respecto recomiendo leer el post La font del Gat i la Marieta de l´ull viu. Hay posts con más comentarios, pero esta historia que cuenta con 28, creo que es un gran ejemplo de esta narrativa que nos muestra la ciudad como un todo polifónico y desde la vista de quienes la crean y la cuentan o sea sus ciudadanos.

El próximo proyecto de Marta y Laura es aplicar la mecánica de Històries de Barcelona en Cornellà ciudad situada junto a Barcelona, mediante una subvención del ayuntamiento. Esta será una web independiente, pero vinculada a la web original. Suerte!!!


Anuncios

The Copenhagen Wheel

Navegando por Wired , nos hemos encontrado con este ingenio salido de la factoría del Senseable Lab del MIT. Se trata sencillamente de una rueda trasera de la bicicleta (intercambiable) y que fue presentada en la última United Nations Climate Conference (que fue un fracazo por supuesto), que permite añadir a este medio de transporte otro tipo de funciones como un sistema de navegación o la capacidad de almacenar energía para cuando estamos un poco cansados de pedalear.

Como señala el artículo, en primer lugar, se trata de un regenerador de energía y a partir de ahí encontramos (instalados en la misma rueda trasera) otras capacidades como  medidores de polución, radio Bluetooth  o sencillamente el cambio de velocidades de casi cualquier bicicleta.

El controlador de este artilugio es un Smartphone, a través del cual podemos recibir información sobre las condicones del aire y del tráfico, así como sobre temas más mundanos  como las calorías quemadas y la distancia recorrida. También es posible compartir la información recolectada con otros usuarios  y además contribuir a la creación de una base de datos que se que se construiría a partir de las aportaciones anónimas.

En este invento encontramos conceptos muy usados por el Senseable Lab como el Real Time y también otros ya mencionados en este blog como el de Citizens Sensors. Su aplicación real? Difícil creo, salvo en algunas ciudades europeas y con cultura ciclística urbana además de ayuntamientos con programas orientados a la recolección y uso de información de este tipo. Alejadísimo de la innovación africana, pero otra mirada a fin de cuentas y que además concuerda con la necesaria revitalización del pedestrismo, una de las soluciones planteadas en la Conferencia ante la polución de las ciudades.

In mobile phone journalism, Africa is ahead of the west

Es un interesante artículo de la sección de tecnología de The Guardian y que refiere a un tema que ya hemos tratado en este blog: la innovación en telefonía móvil en África. Y una vez más me sorprende ver la forma en que se genera la innovación en zonas del mundo donde el acceso a los recursos básicos en ocasiones ya es un problema.

De hecho en África (como señala el artículo) la penetración de  la telefonía móvil es mayor que la de la electricidad y por lo tanto ha reemplazado en muchos casos en roles y usos que nosotros habitualmente asignamos a Internet: en este caso el acceso a las noticias. Como señala el artículo:

The mobile phone is in some ways the PC of Africa, and creative ways of using it are emerging.

Como señala James Mbuaga, de Radio Africa (Nairobi),  los teléfonos móviles, son una herramienta relevante en la distribución de noticias, ya que como este señala, los periódicos ejercen su influencia en las áreas urbanas y además con una tuición política. Mbuaga, señala que en las áreas rurales, los aparatos móviles son muy útiles para recibir noticias actualizadas. Estamos hablando de información que posee una diagramación acorde con los aparatos (y en África, la gente no lleva una Blackberry), es decir, que las noticias se reciben en formato SMS.Pero además ocurre que en África, las señales de radio, muchas veces son bloqueadas como ha ocurrido en Zimbabwe por ejemplo.

Teniendo como fuente los medios móviles se han generado interesantes proyectos crowdsourcing como es el caso del proyecto Ushahidi en Kenya, con posterioridad a las elecciones del año 2008. Los mapas de esta iniciativa se nutrían con información vía SMS. En este contexto, Mbuaga señala que,

“The mobile phone is the most important new technology,”

y creo que no está lejos de ser cierto, de hecho y aunque cueste creerlo, las tarjetas de banco (ya que muchísima gente no posee una cuenta bancaria) prácticamente no existen, lo que ha incidido  el éxito (8 millones de usuarios) de un sistema de pago vía móvil en funcionamiento desde el 2007.

Creo que concluyo este post de una forma similar al que terminé otro, es decir, preguntándome por la innovación y su generación. Habitualmente se habla de la escasez de recursos en la producción de ciencia, de la falta de profesionales y hasta en general de carencias. Y nada de eso vale para África.