Todos los caminos llevan a Roma 2.0

    La Tábula Peutingeriana, es un itinerarium pictum romano y no un mapa en el sentido en el que este blog ha intentado desarrollar. La tábula es la representación conservada más importante de los territorios romanos, y espacialmente abarca desde las Islas británicas (si bien esta parte se encuentra desparecida, así como Hispania y parte de Africa) hasta la India e incluso China (en la imagen, la Galia).

 

Su origen cronológico es diverso ya que acumula información de varias épocas (y tal vez de varios autores). Podría datarse a partir del siglo IV DC, si bien a fines del siglo XIII, se habrían realizado algunas modificaciones. Su nombre proviene de Konrad Peutinger (siglo XV), uno de los primeros propietarios de esta carta. Son 11 folios (12 originalmente) que comprenden un pergamino de 0,34 mts de altura y 6,82 mts de largo. La tábula expone una especie de guía para el viajero de forma que lo que se privilegia sobre las proporciones matemáticas es la claridad para establecer rutas de un lugar a otro. Se privilegian las figuras que permiten cumplir con este objetivo como las fronteras, caminos, lagos, ríos, montañas o los centros urbanos.

Y así como Google Maps ha permitido crear mashups sobre las más diversas necesidades espaciales, también ha servido para representar nuevamente la Tábula Peutingeriana a partir del trabajo de Richard Talbert (para quien la tábula no obstante, más que una guía, cumplía con un rol conmemorativo de la paz lograda dentro de las fronteras). Omnes Viae crea una especie de layer del mundo romano, lo que ya de por sí sólo es grandioso.

La web permite además seleccionar un lugar de origen y destino y conocer de esta forma el trayecto realizado como aparece en la elección que he realizado yo, de París a Roma (en la foto, Roma y sus cercanías).

 

Así se despliega la ruta en el mapa, que tienes las opciones de zoom y de mapa/satélite y la ruta misma con los puntos de trayecto señalados en la zona izquierda de la página. En los puntos señalados en el mapa, se despliega una ventana con información.

Tal vez habría sido deseable una vinculación mayor, entre el itinerario y el mapa (ya que el primero es estático), o incluso tal vez un buscador, ya que se trata de mucha información en un territorio también de dimensiones considerables. Pero igualmente se trata de un trabajo emocionante.

 

 

Todos los caminos llevan a Roma…y a Google Maps.

Mapeando el amor en Nueva York

Ignoro si los situacionistas franceses llegaron a vislumbrar la simplificación de las herramientas cartográficas que conduciría a lo que aquí hemos denominado Neogeografía, pero lo que si creo es que nunca se les pasó por la cabeza que incluso las grandes empresas y firmas orientadas al lujo, actuarían de mediadores en la espacialización de la memoria de los seres humanos.

En este caso se trata de Love Is Everywhere, Share the place where your hearts beat faster. Este es un mapa de Tiffany & Co, en el que es posible anotar el espacio de la ciudad de Nueva York con nuestra memoria afectiva romántica, por así decirlo. El mapa (Mashup de Google Map) nos permite espacializar los lugares donde conocimos a nuestra pareja, donde nos besamos, donde nos miramos por primera vez, en pocas palabras, esas situaciones que permanecen en nuestra mente de por vida.

Yo mismo recuerdo hasta la ropa que llevaba en alguna ocasión, la hora y hasta una canción que se escuchaba a través de una ventana que con el tiempo me aprendí. Y en mi caso además aquello llamado romanticismo es más bien anglosajón y sin ofender a nadie, París me parece una ciudad maravillosa, pero Londres o Nueva York son mis escenarios predilectos para “fall in love”.

Esta plataforma centrada en Nueva York pero extensible a todos los Estados Unidos, en cuestión nos permite literalmente hablando, poner un corazón en aquella porción del espacio donde deseamos vincular alguna vivencia relacionada con el amor. Y digo, poner un corazón porque si clicamos en share your love, se despliega un menú de herramientas, donde la primera opción es Drag this heart to a location. A continuación debemos poner las iniciales de las parejas involucradas en la vivencia (se supone la participación de dos personas) y finalmente una descripción de la vivencia (opcional).  

Ah, yo me quedo con esta anotación, que mejor que compartir algo dulce con alguien.

Ah, encontré esta plataforma través del blog Maps ante City. Map girl living in the city, gran blog.

 sucede.

The Battle of the United States of Coffe

Ya he comentado en varias ocasiones, cómo en el corazón de la Neogeografía, se hace visible la posibilidad de que personas ajenas al mundo de la escuela de la cartografía participen en el significado de los mapas.  Pero no es menos cierto que también uno de los postulados de esta nueva expresión de la geografía, es que los temas no corresponden a los que habitualmente ha desarrollado la geografía tradicional, aquí lo hemos expuesto más de una vez.

Y a través del blog very spatial.com (muy recomendable) llegué al blog numbers run y al post Snapshots from The Coffee battlefields, de Humberto Morerira, donde podemos ver cómo en el mapa de los Estados Unidos de Norteamérica, se enfrentan Starbucks y Dunkin Donuts por los consumidores de café.  No solamente se agradece un mashup de este tipo, sino también la narrativa de Moreira.

Y no es nada trivial hablar de batalla y mapas, ya que los mapas frecuentemente han sido utilizados en este contexto, así muchos aprendimos la historia, entre mapas y batallas, como la de Normandía, la de Waterloo y ahora la del café. Y la batalla va de esta manera:

A simple vista Starbucks se encuentra posicionado en la costa oeste y Dunkin Donuts en la costa este, pero hay muchas escaramuzas en medio de esta guerra sin cuartel. San Diego por ejemplo tiene una gran cantidad de Starbucks, pero Dunkin Donuts defiende ciudades como Las Vegas y Phoenix.

La zona de la bahía de San Francisco es una franja esmeralda como señala el autor, si bien no se menciona un buen número notable de cafés indie de gran importancia en la zona.

The Bay Area is an emerald patch, although it should be noted that a significant number of indie coffee shops are left out of this view, not to mention regional favorites such as Peet’s, which has several dozen locations in the area.  The bears in  the wilderness reserves and state parks don’t seem to be drinking any coffee, though.

 Si nos trasladamos a la costa este en cambio, el naranja de Dunkin Donuts predomina fuertemente y de forma notoria en la zona de Massachusetts. En Nueva York  la lucha es encarnizada, si bien Starbucks retiene el aeropuerto con éxito.

 

La zona sur aún no ha sido conquistada en forma definitiva por ninguno de estos ejércitos, ya veremos que sucede.

Los dolores de cabeza tras los íconos de Google Maps

Llevo ya unas semanas desconectado del blog por razones varias, pero ahora lo vuelvo a retomar y con más ganas aún y buscando y pensando con que post lo haría, encontré finalmente en Staff.co.nz, un breve artículo titulado, Google Map symbols headache for creator, acerca del trabajo de Patrick Hoffman (en la imagen), diseñador de Google Maps. 

Hoffman es uno de los encargados de la usabilidad de Google Maps, es decir, entre otras cosas, que cuando queremos encontrar un hospital, un restaurant  o determinada carretera, realmente encontremos lo que estamos buscando, para lo cual el diseño de íconos resulta vital. Esto me hace recordar la gran cantidad de veces que he ingresado en webs (algunas de instituciones muy importantes) cuyos íconos sencillamente no permiten averiguar a que aluden. En el caso de un mapa la complicación es mayor ya que no solamente conlleva el tema espacial por si solo sino también la necesidad de una designación pictórica universal o específca: ¿Un ícono para una carretera es igualmente comprensible en Delhi que en Boston?

Como señala el artículo, los usuarios ignoran que tras el diseño de los íconos existe un proceso complejo, y Hoffman cita como ejemplo, cómo los lugares de culto religioso son fácilmente reconocibles por su arquitectura y por el espacio situado alrededor, no obstante existe la dificultad de crear una identificación de estos por sobre las creencias religiosas particulares.

My challenge was to create one icon for a place of worship, everyone said just use a cross, but of course you can’t use a cross because then you’ll alienate synagogues and mosques.

Finalmente se decidió utilizar íconos en función de las religiones vinculadas al lugar, ya que el diseño inicial de Hoffman se consideró cercano a determinadas creencias. De la misma forma, el diseñador señala que se está buscando un ícono para designar estadios y también curiosamente para identificar los hospitales ya que el uso de la cruz roja (curiosamente) está reñido con la convención de Ginebra.

Para pensar una vez más sobre la relevancia de los mapas y del espacio en nuestras vidas y de cómo este espacio es más complejo de lo que en ocasiones pensamos, ya que como a veces se nos olvida, se construye socialmente día a día por todos los seres humanos eminentemente locales y también lamentablemente eminentemente desiguales. Y el espacio, también es desigual.

Mobile app sees science go global

Mobile app sees science go global es un artículo que hemos encontrado en BBC News y que se refiere a cómo la telefonía móvil es utilizada en proyectos de investigación con la participación de ciudadanos sin formación científica y de científicos regulares, algo que ya hemos revisado en este blog con anterioridad. La Neogeografía se funda precisamente en la participación de los neocartógrafos, ciudadanos sin formación específica en el ámbito, que sin embargo crean mapas y los anotan.

Y los ciudadanos poseen grandes ventajas para la recolección de datos a nivel local, ventajas que son utilizadas por los investigadores en proyectos como EpiCollect, que permite recolectar datos relativos a enfermedades infecciosas desde los teléfonos móviles, que posteriormente se integran en una base de datos mayor. Los datos se plotean y se genera una interfaz cartográfica utilizando Google Maps que permite visulizar los datos y su expresión en el espacio.

David Aanensen del Imperial College London, director de Spatialepidemiology.net, señala que la gran ventaja de contar con una base de datos común y accesible es que permite que los investigadores pueden acceder a los datos de forma sencilla y en tiempo real. En este momento una de las tareas que se están llevando es la investigación en torno a la incidencia de la chytridiomycosis, una infección que ataca a los anfibios.

Aanensen señala la posibilidad de aplicar el software por ejemplo con grupos de escolares y comparar posteriormente los resultados. En este momento se está preparando una versión para Iphone, lo que también deberá proporcionar más herramientas para la participación de los ciudadanos sin formación científica en proyectos de investigación.

Map Channels: Irán

Map Channels es una plataforma que permite compartir y embeber mapas en los sitios webs o blogs sin la necesidad de poseer un código fuente. En el sitio oficial se puede acceder a tutoriales en los que se encuentra información acerca de cómo crear el mapa y vincularlo según nuestras necesidades: las posibilidades son varias: se puede crear un menú, trabajar con íconos, organizar las anotaciones espaciales, etc. A ver si hay tiempo para trabajar en el tema, por ahora he visto los tutoriales y se ven bien.

Pero el tema es que hemos llegado a Map Channels precisamente buscando información acerca de los acontecimientos que llevan unos días sucediéndose en Irán. En la búsqueda de un mapa encontré este. Se trata de un mapeo que permite ver las locaciones desde las cuales se interviene en Twitter acerca de los sucesos terribles que llevan unos días ocurriendo en el país asiático.

¿Qué podemos ver en este mapa? Vemos los lugares desde los que se hacen las intervenciones: la mayoría proviene de Irán mismo y algunos de Europa y Estados Unidos de Norteamérica (hay uno en América del Sur). Un sistema sencillo de etiquetado nos permite también navegar en el mapa mediante las denominaciones de los lugares y también por los temas.  No es posible (por lo menos a primera vista) acceder a una vinculación espacial mayor por parte de lo usuarios y en parte con el color que están tomando los acontecimientos, creemos que es mejor.

twitter irán

Pero lo más relevante es que Twiter (una herramienta no presencial), nos permite conocer la eminente localidad de las intervenciones, lo que no solamente nos permite conocer la fuerza con la que se esta escribiendo la historia de este país, sino también como, nuevamente, las nuevas tecnologías se imbrican con la presencialidad o mejor dicho con lo próximo con el lugar en el que desarrollamos nuestra vida. En las peores circunstancias, seguimos siendo geográficos.

Ask to the president: pregúntele a Obama

Navegando por Smartmobs nos hemos encontrado con una nueva iniciativa de participación ciudadana en la actividad política, se llama Ask to the president. Nos llamó la atención la intención de vehiculizar consultas al presidente de los Estados Unidos de Norteamérica que son respondidas en las conferencias de prensa habituales y no vía e-mail, donde habitualmente lo que recibes es una respuesta en forma de carta modelo.

Communitycounts es la asociación sin fines de lucro que ha creado esta plataforma que ya  pusieron en funcionamiento para las elecciones primarias del 2008. Los interesados pueden participar enviando una pregunta, la que ingresa en el sistema y es sometida a votación, lo que determinará si está es solucionada en la respectiva conferencia. De la misma forma también se puede buscar contenido que nos interesa y a partir de ahí sumarnos o no a alguna de las preguntas ya realizadas.communitycounts En la página (un poco caótica, ya que tal vez funcionaría mejor un sistema visible de etiquetado) aparecen varias de las propuestas, el nivel de votación y la opción de votar.

Pero además bajo la pantalla en la que aparece descrita la intervención encontramos las opciones de revisar el historial de votaciones, así como de acceder al contenido designado como spam. Pero aún más, clicando en el ícono mapa, accedemos a un mashup de Google Maps que nos muestra las ciudades de donde provienen las votaciones. Es decir que la información de la que nos provee esta plataforma dista mucho de pecar de ligereza y tiene argumentos suficientes para ser objeto de  algún estudio en el ámbito de nuevas tecnologías y participación ciudadana.