History to Herstory

 

Las mujeres lamentablemente no han sido ni son protagonistas de la Historia, la historia ha sido escrita por los hombres y no hay que ser un erudito para saberlo, si hojeamos cualquier libro de Historia y buscamos las referencias a mujeres, veremos que casi no existen y además de seguro, el libro se llama Historia del Hombre y no Historia del Hombre y la Mujer. Y en muchos casos, las nuevas tecnologías, no han hecho sino reproducir este esquema, pero también hay casos que demuestran que algo está cambiando o puede cambiar.

Y nuevamente me enteré a través de The Guardian que además no visitaba  hace unas semanas (lamentablemente) del lanzamiento de History to Herstory (relanzamiento porque la web funcionaba desde 2003), web en la que se puede acceder a más de 80 mil documentos relativos a las mujeres de Yorkshire.

This includes such well-known stars of the county as the Bronte sisters and Amy Johnson but also thousands who currently have no memorial but lead fascinating and illuminating lives.

La web no solamente tiene una apariencia muy atractiva,  sino que también se encuentra organizada me parece muy favorablemente, ya que se trata de una gran cantidad de material, de hecho la organización básica se organiza a partir de dos ejese: Key Themes y Learning Resources. También el menú provee de una herramienta de búsqueda de catálogo y de un blog. Se trata de un trabajo formidable, detrás del cual están instituciones de gran prestigio como son la JISC y el West Yorkshire Archive.

Y navegando por este sitio se puede descubrir lo que a mi juicio es su gran virtud: la amigable disposición y presentación de la documentación y este no es un tema menor de ninguna forma. Demasiado frecuentemente, vemos cómo los sitios web de proyectos culturales se restringen a colecciones interminables de archivos pdf (interminables también) y algún archivo visual. Este no es el caso, ya que el material del sitio está dispuesto de tal forma que permite que nos acerquemos realmente a esas mujeres como protagonistas de su vida y también de la historia, como lo fue Marion Booth protagonista de la imagen que cierra este post.

Anuncios

Map your mind in Utrecht

He mencionado en varias ocasiones La Imagen de la Ciudad De Kevin Lynch (1960), un libro que me parece imprescindible para comprender la ciudad donde lo digital y lo físico conviven y se renuevan cotidianamente, porque al igual que la geografía, la ciudad no ha muerto, sino que está más viva que nunca.

En el libro mencionado, el urbanista del MIT, exponía los resultados de una investigación aplicada en las ciudades de Boston, Jersey City y Los Ángeles.  Lynch concluyó que existen cinco elementos comunes que los habitantes organizan en su imagen mental de la ciudad: sendas, bordes o límites, barrios, nodos o nudos y mojones o hitos. Y una gran similitud con la investigación de Lynch (del cual, este proyecto se reconoce deudor), tiene Map your Mind, una iniciativa desarrollada en Holanda, en la ciudad de Utrecht.

Y en esta web podemos acceder a mapas realizados por personas que poseen vivencias asociadas con la ciudad, pero a diferencia de otras plataformas que hemos comentado aquí, se trata de mapas realizados a mano (se reconoce también la influencia del proyecto Handmaps, que recopila mapas hechos por las personas a mano). Algunos son muy sencillos y otros son muy atractivos visualmente hablando, como elde Hannet (aquí arriba), lamentablemente, el idioma me impide conocer más, salvo el mapa de Danniel (aquí abajo), que está en inglés. Pero todos nos recuerdan una vez más el rol de la memoria en la vida de las personas que corresponde al me sucedió y la espacialidad de esta, que corresponde al me sucedió aquí y aún más, la necesidad de compartirla que corresponde lógicamente al: les quiero contar lo que sucedió aquí.

Somos contadores de historias.

 

 

Dicken’s London Map

Desde niño me ha gustado Dickens, y he leído varios de sus libros, si bien al que le tengo más afecto es a Un Cuento de Navidad (A Christmas Carol), la historia de redención en la que Ebenezer Scrooge es visitado por los fantasmas de las Navidades pasadas, presentes y futuras.   Existen varias versiones, pero personalmente la que me llega más al corazón es la que protagoniza George C. Scott (Patton), pero debo reconocer que también me gusta mucho la versión de los Muppets en la que Michael Caine hace de malvado Scrooge y sin duda alguna la versión en la que  Bill Murray hace de Scrooge, en esta ocasión un deleznable ejecutivo de la televisión.

Y así buscando información sobre Un Cuento de Navidad encontré el Dicken’s London Map (Londres es a Dickens tanto o más que Nueva York a Woody Allen)  en el que se marcan puntos de la ciudad que se vinculan a los libros del autor británico. El mapa forma parte de la David Perdue’s Charles Dickens Page, sitio absolutamente necesario si alguien es curioso, devoto o lector de este gran narrador.

No es un mapa exhaustivo (ya lo advierte el autor) ni de un alto nivel de usabilidad, de hecho al clicar en alguno de los puntos no se despliega una ventana, sino que se activa un link que lleva a la misma páginas. En la información de cada locación (en orden alfabético) se pueda acceder también a más información a partir de las siguientes pestañas: dictionary (Diccionario Dickens de Londres), detail (mapa de Londres de 1859) y today (fotos aéreas del Dicken’s London Map). También existe un link para retornar al mapa.

Pero lo  más curioso es que las grandes nevadas como la que aparece en el libro mencionado se produjeron en la infancia de Dickens entre 1810 y 1820 aproximadamente, y Dickens nació en 1812 (o sea que el próximo año se cumplen 200 años), por lo que en Cuento de Navidad, tal vez plasmaba parte de su infancia. Y supongo que la idea de una Navidad nevada con villancicos me viene de este libro y sus adaptaciones cinematográficas, y digo que me viene de ahí porque para los que hemos nacido en el cono sur, la Navidad tiene poco de nevada: sólo en los cuentos.

Mapeando el amor en Nueva York

Ignoro si los situacionistas franceses llegaron a vislumbrar la simplificación de las herramientas cartográficas que conduciría a lo que aquí hemos denominado Neogeografía, pero lo que si creo es que nunca se les pasó por la cabeza que incluso las grandes empresas y firmas orientadas al lujo, actuarían de mediadores en la espacialización de la memoria de los seres humanos.

En este caso se trata de Love Is Everywhere, Share the place where your hearts beat faster. Este es un mapa de Tiffany & Co, en el que es posible anotar el espacio de la ciudad de Nueva York con nuestra memoria afectiva romántica, por así decirlo. El mapa (Mashup de Google Map) nos permite espacializar los lugares donde conocimos a nuestra pareja, donde nos besamos, donde nos miramos por primera vez, en pocas palabras, esas situaciones que permanecen en nuestra mente de por vida.

Yo mismo recuerdo hasta la ropa que llevaba en alguna ocasión, la hora y hasta una canción que se escuchaba a través de una ventana que con el tiempo me aprendí. Y en mi caso además aquello llamado romanticismo es más bien anglosajón y sin ofender a nadie, París me parece una ciudad maravillosa, pero Londres o Nueva York son mis escenarios predilectos para “fall in love”.

Esta plataforma centrada en Nueva York pero extensible a todos los Estados Unidos, en cuestión nos permite literalmente hablando, poner un corazón en aquella porción del espacio donde deseamos vincular alguna vivencia relacionada con el amor. Y digo, poner un corazón porque si clicamos en share your love, se despliega un menú de herramientas, donde la primera opción es Drag this heart to a location. A continuación debemos poner las iniciales de las parejas involucradas en la vivencia (se supone la participación de dos personas) y finalmente una descripción de la vivencia (opcional).  

Ah, yo me quedo con esta anotación, que mejor que compartir algo dulce con alguien.

Ah, encontré esta plataforma través del blog Maps ante City. Map girl living in the city, gran blog.

 sucede.

Le Petit Prince est ici

 

Ya estuve en este blog hace unos meses, celebrando sus virtudes y de hecho es uno de los que visito frecuentemente porque realmente es un disfrute. En esta ocasión vuelvo a mencionar a Space & Fiction para  referirme a le Petit Prince o El Principito, libro noble donde los haya y que yo considero imprescindible, por lo menos para mí.  El post en cuestión y estoy hablando de un superpost, ya que se trata realmente de una investigación en regla, nos muestra los lugares en los que el personaje de Saint –Exupéry, se ha materializado en nuestro planeta.

Le Petit Prince de Saint-Exupéry est devenu un personnage universel. Traduit en plus de 200 langues, le conte poético-philosophique de l’aviateur français atteint visiblement  quelque chose de profondément ancré chez tous les hommes.  Il semblerait bien qu’il ait quitté sa planète pour se matérialiser sur la nôtre. Mais où précisément et pourquoi?

Y nos encontramos con que le Petit Prince se ha materializado en muchos lugares , entre otros Lyon, Toulouse  e incluso en Korea y Japón y también aquí en Catalunya (donde resido actualmente) en la zona llamada Costa Brava, en L’Escala.

Ya había visto varios ejercicios que relacionaban literatura y geografía , pero lo de El Principito realmente me ha superado. El post nos habla nuevamente de nuestra necesidad de vincular al espacio nuestras vivencias, de espacializar nuestra memoria y porqué no, del cariño por un personaje entrañable y universal, al que queremos recordar, como todo lo bueno de la vida.

Ah, os recomiendo leer el post completo, realmente es un regalo.

“…C’est le temps que tu as perdu pour ta rose,
qui fait ta rose si importante….”

Save our Sounds: salvar la memoria sonora

La BBC (y cuántas van ya), una vez más me sorprende con una nueva invención que nos recuerda como debiese realmente un medio de comunicación en la era de los New Media. Esta  vez la BBC con Save our Sounds nos recuerda algo que a menudo olvidamos, es decir el rol de la memoria sonora en nuestras vidas. Siempre hablamos de algún lugar donde estuvimso o de algo que hicimos y recordamos paisajes, situaciones y personas, pero también estas experiencias humanas están permeadas  de escenarios sonoros que también forman parte de nuestra memoria. El sonido del mar, lo sonidos de nuestra calle, los sonidos de una fiesta o hasta lo no sonidos de una noche desierta. Pero a diferencia de nuestra memoria visual, el registro de la memoria sonora no es tan habitual y por lo tanto estos sonidos también van desapareciendo.

Y evitar la desaparición de esta memoria sonora alrededor del mundo es lo que busca la BBC mediante Save or Souds, una plataforma de georeferenciación de sonidos, ya que tan importante como los sonidos y las vivencias asociadas a estas, son las locaciones donde los hemos escuchado.

En Save our Sounds nos encontramos con un mapa en que aparecen las etiquetas (similar a los pushpins de Google Maps) con las zonas en las que una grabación ha sido efectuada. Cada grabación no debe superar los dos minutos de duración y se privilegian los sonidos más que las voces humanas. El mapa posee varios layers de lectura.

Si, porque nuestra memoria es eminentemente geográfica: las cosas ocurren en un cuándo, pero sobre todo en un donde.

HistoGrafica

De forma más que correcta, en  La Cartoteca, llaman a HistoGrafica, el Panoramio de las fotos del pasado. Este es un proyecto de archivo de fotografías del pasado georeferenciadas en un mapa de Google Maps. Por ahora sobre todo hay fotografías y mapas de países anglosajones (la web permite la interfaz en inglés y danés). La búsqueda (la organización es espacio temporal) es mediante el nombre de la localidad y el período de años. Tiempo y espacio nuevamente! Aquí Picadilly a principios del siglo XX.

picadilly