El desigual mundo físico-digital

Mark Graham investigador de la Universidad de Oxford, a quien ya hemos citado en varias ocasiones en este blog y quién junto al investigador Andrew Zook ha desarrollado el concepto de Digiplace , escribe en el blog Poverty Matters de The Guardian, el artículo, In a networked world, why is the geography of knowledge still uneven?

En este post Graham, utiliza la Carta Pisana (fotografía), un mapa de navegación del siglo XIII, para recordar que la transmisión del conocimiento requiere del movimiento y circulación de las personas (y de los bienes y servicios también) y también de medios de comunicación y por lo tanto de una relación con medios e infraestructuras físicas (lo mismo sucede hoy con blogs, fotografías y videos). En la carta Pisana, prácticamente no existe información acerca de los territorios situados más allá de los límites de Europa. Y esta constante de producción del conocimiento (libros, periódicos, etc) se mantiene hasta finales del siglo XX con una preeminencia visible del norte sobre el sur.

En la era digital, se produce un cambio notable sobre todo en el nivel del acceso, si bien existe una gran parte del mundo desconectado aún de la red. Y a pesar de este cambio, la constante de la relevancia del norte sobre el sur se mantiene fuertemente.

On Flickr, countries in the north are covered by much thicker clouds of information. Google’s databases contain more indexed user-generated content about the Tokyo metropolitan region than the entire continent of Africa. While on Wikipedia, there is more written about Germany than South America and Africa combined. In other words, there are massive inequalities that cannot simply be explained by uneven internet penetration rates. A range of other physical, social, political and economic barriers reinforce the digital divide, amplifying the informational power of the already powerful and visible.

La persistencia de estos datos como señala Graham, no puede ser explicada y/o contextualizada sólo a partir del aumento del nivel de acceso. En este escenario, Graham señala la necesidad por parte de las comunidades de decidir la creación de contenido y posteriormente la realización de planes específicos, es decir una estrategia.

Y esta  estrategia se inicia en las personas y no en el acceso.

History to Herstory

 

Las mujeres lamentablemente no han sido ni son protagonistas de la Historia, la historia ha sido escrita por los hombres y no hay que ser un erudito para saberlo, si hojeamos cualquier libro de Historia y buscamos las referencias a mujeres, veremos que casi no existen y además de seguro, el libro se llama Historia del Hombre y no Historia del Hombre y la Mujer. Y en muchos casos, las nuevas tecnologías, no han hecho sino reproducir este esquema, pero también hay casos que demuestran que algo está cambiando o puede cambiar.

Y nuevamente me enteré a través de The Guardian que además no visitaba  hace unas semanas (lamentablemente) del lanzamiento de History to Herstory (relanzamiento porque la web funcionaba desde 2003), web en la que se puede acceder a más de 80 mil documentos relativos a las mujeres de Yorkshire.

This includes such well-known stars of the county as the Bronte sisters and Amy Johnson but also thousands who currently have no memorial but lead fascinating and illuminating lives.

La web no solamente tiene una apariencia muy atractiva,  sino que también se encuentra organizada me parece muy favorablemente, ya que se trata de una gran cantidad de material, de hecho la organización básica se organiza a partir de dos ejese: Key Themes y Learning Resources. También el menú provee de una herramienta de búsqueda de catálogo y de un blog. Se trata de un trabajo formidable, detrás del cual están instituciones de gran prestigio como son la JISC y el West Yorkshire Archive.

Y navegando por este sitio se puede descubrir lo que a mi juicio es su gran virtud: la amigable disposición y presentación de la documentación y este no es un tema menor de ninguna forma. Demasiado frecuentemente, vemos cómo los sitios web de proyectos culturales se restringen a colecciones interminables de archivos pdf (interminables también) y algún archivo visual. Este no es el caso, ya que el material del sitio está dispuesto de tal forma que permite que nos acerquemos realmente a esas mujeres como protagonistas de su vida y también de la historia, como lo fue Marion Booth protagonista de la imagen que cierra este post.

QRator: etiquetando museos vía twitter

Qrator es el nombre de un sistema integrado de generación de conocimiento mediante el uso de códigos QR y dispositivos móviles, desarrollado en el  UCL Centre for Advanced Spatial Analysis  con el trabajo del Centre for Digital Humanities y UCL Museums . El tema de los códigos QR cada día mes rorprende más y sobre todo en un contexto de uso de dispositivos móviles y pedestrismo. Y un museo (y más allá de sus versiones virtuales) se conoce caminando.

QRator (un curator o curador es uan persona que gestiona colecciones de arte) invita a que los visitantes del Grant Museum of Zoology (reabierto recientemente)  mediante un Ipad dejen su impresión sobre las diversas piezas y exposiciones del museo, las que pueden ser compartidas y comentadas por otros visitantes. Además el etiquetado en twitter permite que las discusiones acerca de la visita continúen fuera del museo.

Hace unos meses creé un post acerca del uso nuevas tecnologías en museos, pero en este caso Qrator permite que esta discusión continúe fuera del museo y eso es una forma completamente distinta de comprender un museo propiamente tal, ya que parece que el exterior es precisamente algo a lo que el museo no alcanza, un museo parece ser algo cerrado, lo que ya parecía cuestionable en este híbrido mundo digital. Me gustaría conocer más detalles acerca del sistema de etiquetado y sobre el funcionamiento de todo el sistema así como el uso que se hace de este contenido por parte del museo.

En pocas palabras, se genera contenido para un lugar físico y materialmente acotado, pero fuera de este, a través de dispositivos móviles (Iphone o Android) y mediante hipertexto. Museo 3.0.

Listo el mapa de Hackney en Open Street Map

A menudo digo que no me gusta hablar sobre otros blog, pero en mis recorridos por el ciberespacio, siempre termino encontrándome con alguno que realmente me obliga a revisarlo constantemente, este es el caso de Suprageogarphy, blog de Olivier O’Brien, investigador del Centre for Advanced Spatial Analysis (CASA). El subtítulo del blog, lo dice todo: I see data, I make maps. El resto lo tendréis que averiguar vosotros mismos, no olvidéis revisar las investigaciones en torno al uso de la bicicleta en ciudades de Europa, realmente fantástico. La vía por la que llegué a este blog fue gracias al post Hackney: “Complete” on Open Street Map, en el que se describe el mapeo total de esta localidad del Reino Unido a través de esta iniciativa que hemos mencionado en otra oportunidad en este blog.

Como sabemos Open Street Map es una plataforma que tiene como objetivo realizar un mapeo de las ciudades del mundo, libre de derechos y través de los datos recolectados por personas desinteresadas mediante dispositivos GPS. En el post de Hackney, que obtiene la información original de OSM Analysis de ITO, se describen algunas de las diferenciase entre Open Street Map y el mapa de la Ordenance Survey (el mapa oficial), que en su mayoría corresponden a nombres mal designados o inexistentes por parte de OSM, pero también a errores por parte del mapa de la Ordenance Survey.

El post por tanto nos muestra una veza más (la foto del blog es perfecta) para ilustrar la acuciosidad de las herramientas de las que provee la neogeografía, pero también recordar que la cartografía es a fin de cuentas una ciencia humana y por tanto con errores y por tanto mejorable. Pero lo que finalmente agradezco de todo corazón es el paseo que realiza O`Brien por Hackney, en el que nos describe su recorrido en este lugar físico en una especie de trabajo de campo que también tiene mucho de humano, ya que a veces a mucha gente se le olvida que las ciudades cartografiadas no son sólo dormitorios, sino biografías que se actualizan a diario en la geografía. Os dejo con la descripción de O’Brien.

Perhaps the most interesting part of the exercise is it allowed me to visit all parts of the borough, including places I had never been to before despite having lived there for several years. I discovered that Stoke Newington Church Road is indeed massively gentrified out of all proportion to the surrounding area. I found unexpected gems like The Mothers Square (no apostrophe) and that Hackney Downs is quite a pleasant park. I also found the huge Pembury Estate. This was where one of the Ordnance Survey’s mistakes was – the streets were named in the wrong order. Perhaps the original surveyor didn’t like to hang around.

Quick Cite: déjale la bibliografía al móvil

No dejo de sorprenderme cómo las nuevas tecnologías (cada día me cuesta más llamarlas nuevas) participan de nuestra cotidianeidad y además en escenarios en los que los gurús predecían que precisamente no lo harían. Esta mañana veía cómo una mujer iba leyendo un libro digital en el metro, mientras yo la miraba desde mi estratégico rincón junto a la puerta (es el mejor lugar para leer de pie en los metros nuevos de Barcelona) mientras leía Stalingrado, de Anthony Beevor en una edición más que ojeada de la espléndida obra (según este modesto lector) del escritor británico.

Hoy por hoy no le veo ventajas al libro digital, supongo porque la lectura para mi es algo más que el acto de leer, para mi leer, de hecho este libro tiene una mancha con café que le hice hace casi un año mientras esperaba noticias del terremoto en Chile en esas infaustas noches….y cada vez que veo la mancha recuerdo la espera y la esperanza. Cada vez que abro un libro y su olor de papel me llena las narices siento algo parecido a la felicidad, tampoco podría claudicar al sonido que se produce cuando doy vueltas las páginas en la noche silenciosa y lo dice alguien que siempre se corta con las páginas, además soy de los que lee caminando por la ciudad haciendo pausas de lectura para situarme (mi pausa se activa con mi dedo índice entre las páginas) , mi pedestrismo es eminentemente lector.

Y en esta reflexión estaba cuando esta mañana me encuentro en Gizmodo, una aplicación que permite escanear el código de barras de un libro y así obtener la referencia bibliográfica: Quick Cite o el mundo digital al rescate del mundo de papel, ah y como era de esperar con un teléfono móvil. Esta aplicación para dispositivos Android e iOS fue creada por alumnos de la Universidad de Waterloo a los que les agradezco de antemano ya que el tema de la recopilación de la bibliografía para mi siempre ha sido lisa y llanamente un calvario. La referencia llega por correo y su costo es 1 euro, a ver si pruebo la aplicación este fin de semana.

Que mundo digital más físico y humano no?

Mapeando inversión y resultados en educación secundaria en el Reino Unido

Y comenzamos el año con muchas ganas y deseando a toso los visitantes de este blog y a los que no también, mucho ánimo y voluntad para que se realicen sus sueños. Y para abrir el año 2011 quiero referirme a un mapa (como no) del Reino Unido que permite ver la inversión que realizan los establecimientos educacionales secundarios y los resultados que estos generan en función de los estándares que utiliza el gobierno. He llegado a esta información através de Data Blog de la sección de tecnología de The Guardian y el post, escrito por Simon Rogers se titula Secondary school tables: the results and spending mapped.

Sin duda alguna esta información publicada por el Departamento de Educación no es sólo de gran relevancia como demostración de transparencia y si bien la educación no puede ser valorada únicamente por los baremos de inversión monetaria y rendimiento escolar, estos resultan ser parámetros de gran utilidad y no sólo para los padres de los estudiantes sino para la opinión pública en general. Sea como sea es una actividad que resulta saludable para una democracia y mucho más para un tema tan sensible como la educación.

 

Pero aún más importante y me refiero al área que cubre este blog, es que nuevamente nos encontramos con la utilización de mapas para vehiculizar la información. De forma que los mapas permiten una vez más visualizar información que en muchas ocasiones es intrínsecamente árida y de difícil manejo. En este caso no solamente se le dota de cotidianeidad al vehiculizarla mediante un mapa, sino que también al otorgársele valor espacial la información adquiere un valor imprescindible que se puede representar en un sinnúmero de elementos como las vías de comunicación, la cercanía de núcleos urbanos y/o hasta variables climáticas en otras, que permiten realizar una lectura más integrada y contextualizada.

La geografía ni la distancia murieron, de hecho, tienen una salud excelente. Bienvenido 2011.

The Grub Street Project

The Grub Street Project Es una iniciativa de conocer la ciudad de Londres del siglo XVIII a través de los mapas de la época. Se trata de un proyecto orientado a conocer la literatura y la historia cultural de la ciudad, en su contexto de relación de redes y su mutua influencia y expresión en el tejido urbano. En este sentido los mapas proveen siempre un contexto espacial en el que es más accesible la vinculación de los ejes de nuestra explicación(en este caso de la producción cultural) con otros elementos fundamentales de la ciudad como la existencia de las redes de comunicación los asentamientos urbanos.

En la presentación destacan conceptos y expresiones que ya hemos destacado en este blog, como el de visibilización, pero además la necesidad y posibilidad de entender la ciudad como un texto social,

The Grub Street Project will examine new possibilities that digital mapping provides to better understand the city as topography and as “social text.

Se trata de un proyecto aún en construcción pero muy atractivo sobre todo si accedemos a la interfaz, en este caso a través de Feminism and Womens Rights. En la interfaz bajo un mapa de la ciudad de Londres podemos conocer las obras con esta temática así como sus autores y la fecha en la cual fueron publicadas las obras, así como un breve resumen de estas. En la parte superior en la zona izquierda encontramos el navegador así como la opción de visualizar u ocultara las etiquetas en el mapa, no obstante la vinculación espacial en el mapa (geottaging sencillo) parece algo confusa. En la zona superior izquierda encontramos lo que se puede denominar el menú general que nos permite seleccionar otros mapas así como otras opciones de trabajo.

A los que hace algunos años (y no son tantos) hablaban del fin de la distancia y la muerte de la geografía, se les tendría que caer la cara de vergüenza ahora.

Que viva la Geografía.