Ushahidi domando al terremoto en Japón

Me lo he pensado muchísimo antes de escribir este post, porque lo del terremoto en Japón me ha llegado mucho y no es para menos, todavía me acuerdo cuando mi papá me contaba cómo se enteró de niño, del desembarco en Normandía, en aquella época, las noticias en ocasiones tardaban días en llegar. Ahora la catástrofe es on-line, inmediata y de un realismo brutal, la cobertura de las olas comiéndose ciudades ganarían un premio en la categoría cine de catástrofes si esta categoría existiese.

Pero bueno, o seguimos en la tragedia o elegimos la vía opuesta, así que este bloguero elige la vía de la esperanza, porque las catástrofes en la era de internet también son enfrentadas con la ayuda y la esperanza on-line. Y navegando por Boing Boing, descubrí que Ushahidi había entrado en acción en Japón, como lo estuvo también antes en Haití y en otras catástrofes, mapeando el desastre y la esperanza.

Ushahidi es una plataforma de mapas on-line que se nutre da la información que aportan los usuarios a través de datos provenientes de sms, twitter o e mail, por lo que el teléfono móvil es vital. Es una expresión de la Neogeografía en su faceta de crowdsourcing, porque sin duda alguna la experiencia de las personas en el conocimiento del territorio resulta vital en este escenario, muy cerca tal vez del concepto de VGI que plantea Goodchild.

Ushahidi nació en Kenia cono el objetivo de reportar los actos de violencia en la crisis post electoral del año 2008. Ushaidi es de código abierto por lo que cualquier usuario con conocimientos puede adaptarlo a sus necesidades.

El menú permite organizar el mapa mediante filtros, a partir de las opciones como transportes, infraestructura, servicios o ayuda de urgencia, esta última como mostramos en la imagen.

También existe una línea de tiempo que permite ver cómo se comportan las intervenciones cronológicamente. Como podréis ver, a pesar de todo, la plataforma se mantiene muy activa y espero que siga así.

Ushahidi en swahili significa  testimonio” o “testigo.

Ganbare Nihon.

Japón contra el iPhone

Estaba visitando Wired  cuando me encontré con Why the Japanese Hate the iPhone, artículo acerca de la baja penetración del iPhone en Japón, lo que rápidamente llamó mi atención, ya que suponía (erradamente) que la implantación de este medio móvil se realizaba con un éxito total en todo el mundo…y gran error. Nuevamente se nos olvidaba que la llamada globalización está obligada a negociar con las particularidades propias de cada lugar y aquí el tecnológico Japón no es la excepción. japos-4

Sorprende de inmediato, porque tenía la idea mental de que Japón, uno de los más grandes productores y consumidores de tecnología sería también un consumidor voraz del iPhone, pero no. Una de las causas se encuentra en el uso particular que dan los nipones a los teléfonos móviles y que privilegia el video por sobre las imágenes estáticas, en lo que el Iphone tiene una aclara desventaja. Pero además, los japoneses prescinden mayoritariamente del ordenador personal para gestionar el uso de sus aparatos móviles y en cambio, este es vital para el funcionamiento del iPhone. Igualmente, el precio del Iphone es excesivamente alto para un mercado tan lleno de gadgets y tan competitivo como el japonés.

Curioso pero es así, lo local pervive…también frente al iphone. Aquí está el artículo completo, revísenlo, es muy interesante. El título original no puede ser más aclarador